En los últimos años Chile ha sido pionero en crear una cultura de emprendimiento dinámico para posicionarse como uno de los polos de innovación latinoamericano. Esto a través de una red de incubación, diversos tipos de financiamiento, apoyos para el trabajo en emprendimiento corporativo, líderes…