Estamos en pleno febrero de 2021 y ya acumulamos dos acusaciones de utilizar prácticas de competecia desleal contra dos startups latinoamericanas.

Pero antes de entrar en detalles sobe quiénes son y de qué se les acusa es pertinente partir de las bases.

¿Qué es la competencia desleal?

La competencia desleal se define como una serie de prácticas económicas agresivas que son usadas para obtener ventajas sobre los competidores de manera deshonesta.

Algunas prácticas comunes son:

  • Dumping de precios: Vender por un precio menor al costo real.
  • Engaño: Hacer creer a los compradores que el producto/servicio tiene un precio distinto al real.
  • Denigración: Difundir información falsa de la competencia o realizar comparativas no relevantes para posicionarse como más ventajoso.
  • Confusión: Tratar de parecerse a un competidor para que el consumidor prefiera sus productos sobre el otro.
  • Dependencia económica: Exigir condiciones al proveedor cuando se le compra toda o casi toda su producción, ya que este depende de esas ventas.
  • Monopolización del mercado: Cuando existe un escenario sin competidores.

Legislación chilena

En el caso de Chile, la institución a cargo de este tipo de temas es el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia, el cual es un órgano jurisdiccional especial e independiente, sujeto a la superintendencia directiva, correccional y económica de la Corte Suprema, con competencia en todo el territorio.

La legislación nacional indica que se considerarán actos de competencia desleal los siguientes:

a) Toda conducta que aproveche indebidamente la reputación ajena, induciendo a confundir los propios bienes, servicios, actividades, signos distintivos o establecimientos con los de un tercero.

b) El uso de signos o la difusión de hechos o aseveraciones, incorrecto o falsos, que induzcan a error sobre la naturaleza, proveniencia, componentes, características, precio, modo de producción, marca, idoneidad para los fines que pretende satisfacer, calidad o cantidad y, en general sobre las ventajas realmente proporcionadas por los bienes o servicio ofrecidos, propios o ajenos.

c) Todas las informaciones o aseveraciones incorrectas o falsas sobre los bienes, servicios actividades, signos distintivos, establecimientos o relaciones comerciales de un tercero, que sean susceptibles de menoscabar su reputación en el mercado. Son también ilícitas las expresiones dirigidas a desacreditarlos o ridiculizarlos sin referencia objetiva.

d) Las manifestaciones agraviantes que versen sobre la nacionalidad, las creencias, ideologías, vida privada o cualquier otra circunstancia personal del tercero afectado y que no tenga relación directa con la calidad del bien o servicio prestado.

e) Toda comparación de los bienes, servicios actividades o establecimientos propios o ajenos con los de un tercero, cuando se funde en algún antecedente que no sea veraz y demostrable, o, cuando de cualquiera otra forma infrinja las normas de esta ley.

f) Toda conducta que persiga inducir a proveedores, clientes u otros contratantes a infringir los deberes contractuales contraídos con su competidor.

g) El ejercicio manifiestamente abusivo de acciones judiciales con la finalidad de entorpecer la operación de un agente de mercado.

Fuente: TDLC

Acusación #1 Aproval vs NotCo en Chile

Nombrada en la prensa como “La guerra de la leche“, ya que los Productores de Los Ríos demandaron a la startup chilena NotCo asegurando que “pretende confundir para aprovechar la fama de otros”.

Esto haciendo estricta referencia al producto de la startup “NotMilk” el cual ha sido todo un éxito, presentando una amenaza para los productores de lácteos nacionales.

Acusación #2 Grandes retailers vs Mercado Libre en Brasil

Distorsión del mercado y competencia desleal alega una gran entidad brasileña que alberga a las 70 mayores empresas de comercio contra el unicornio Mercado Libre.

Alegan que esta última no exige a las personas que venden a través de su marketplace la emisión de una “nota fiscal“, es decir, la acusa de no estar pagando impuestos como deberían. Lo cual, indican, le deja a Mercado Libre un ingreso por ventas hasta tres veces mayor que aquellos que sí la emiten. Esto equivale a un subsidio, ya que permite ofrecer productos más baratos.

Por su parte, Mercado Libre indica casi el 90% de sus ventas entregan notas fiscales y que a penas el 5% de sus ventas son realizadas por personas naturales que no están obligados a emitirlas.

Conclusiones

En mi opinión esto es solo el comienzo, es cosa de tiempo que veamos como los grandes conglomerados antiguos y resistentes al cambio sacan las garras contra las nuevas startups que tienen mejores formas de hacer las cosas.

El único consejo que deberían escuchar los grandes para no quedar en el olvido como pasó con Blockbuster y Kodak es que lo único constante es el cambio.

¿Tú que opinas? ¡Cuéntame en los comentarios!

Lee también: 5 razones por las que fallan los startups