En el 2017 me encontraba haciendo mi Master en Innovación y Emprendimiento en la UAI. Recuerdo que dentro de mis compañeros destacaban grandes talentos, jóvenes con experiencia desarrollado emprendimientos, que tenían sus habilidades comerciales muy desarrolladas y que eran capaces de ver oportunidades en cada esquina. Sin dudas me abrumé, caí en cuenta que durante toda mi vida nunca había hecho ningún tipo de emprendimiento, porque, a pesar de ser extrovertida, siempre me dio vergüenza hablar con personas extrañas y mucho más cobrarles dinero. Esto no fue cambiando con el paso de los años, haciendo memoria, durante los talleres y cualquier asignatura ligada al emprendimiento en la universidad todo siempre fue fracaso tras fracaso.

Se preguntarán entonces, ¿qué hacía alguien como yo estudiando emprendimiento? (que a propósito, a emprender se aprende emprendiendo, pero debes saber estudiar los aspectos clave para no equivocarte en cosas innecesarias) Soy el tipo de persona a la cual no le gustan las cosas fáciles y, al parecer, tengo afán por la auto-superación constante. Me motiva el solo hecho de aprender cosas nuevas, me sorprendo constantemente de lo rápido que se mueve el mundo, y para ser más concretos, siempre he soñado con ser mi propia jefa…¿quién no?

Dentro de los distintos cursos que tuvimos nos presentaron al siguiente personaje: Simon Sinek. Honestamente, hasta ese momento nunca había escuchado hablar de él, menos de lo que nombraban como “círculo dorado”, así que me puse a investigar.

Simon Sinek es un escritor y motivador inglés, mundialmente conocido por su concepto “El círculo dorado”, el cual presentó en el año 2009 en su famosa charla TED “How great leaders inspire action” y en su libro “Start with why: How great leaders inspire everyone to take action”.

Ha escrito artículos para diferentes publicaciones periodísticas y de negocios, como The New York Times, The Wall Street Journal, The Washington Post, The Houston Chronicle, BusinessWeek, en resumen, es un crack.

Pero ¿Qué es el círculo dorado?

Creo que es crítico para los emprendedores considerar este concepto a la hora de formular sus proyectos, verán cómo cambiará completamente la forma en la que inspiran a sus socios, clientes, trabajadores, inversionistas, etc.

La gente no compra lo que uno hace, sino el porqué uno lo hace.

Ejemplo Apple:

  • WHY: En todo lo que hacemos creemos en el cambio del statu quo. Creemos en un pensamiento diferente.
  • HOW: La manera como desafiamos el statu quo es haciendo productos muy bien diseñados, sencillos y fáciles de usar.
  • WHAT: Sencillamente hacemos computadoras geniales.

Seguimos a quienes lideran, no por ellos, sino por nosotros mismos. Y son los que comienzan con el “¿por qué?”, que tienen la habilidad de inspirar a quienes los rodean o de encontrar a otros que los inspiren.

El Why responde a ¿Cuál es tu propósito? ¿Cuál es la causa? ¿Cuál es la creencia? ¿Por qué existe la compañía?

En resumen, el objetivo es hacer negocios con la gente que cree en lo que uno cree.

Fuente: How great leaders inspire action – TED Talk